La marihuana tiene más de 400 compuestos y solo conocemos unos cuantos porque no se han investigado. El cannabidiol podría tratar epilepsias.

¿La legalización de la marihuana podría regenerar el maltrecho tejido social por la lucha de las drogas en México, así como convertirse en una fuerza económica que ayude al progreso nacional? Infinidad de personas creen que sí.

Sobre todo ahora que Canadá, el segundo socio comercial de México, seguirá los pasos de Uruguay —el primer país del mundo en donde el Estado controla el cultivo, empaquetado y venta de la marihuana— y el 1 de julio de este año despenalizará el uso recreativo de la marihuana en todo su territorio.

Para responder ésas y otras cuestiones, Vicente Fox Quesada, ex presidente de México, anunció ayer la realización de CannaMexico World Summit, un evento internacional que reunirá en el Centro Fox a expertos, profesionales y compañías líderes a nivel mundial en los campos de la ciencia, investigación, medicina, gobierno, tecnología, innovación, agroindustria y emprendimiento para ofrecer información, vinculación y oportunidades para la industria de la marihuana.

El análisis de este tema es una contribución al desarrollo de pensamiento, dijo, pues la prohibición de la marihuana se está derrumbando prácticamente en todo el mundo.

“Dejemos a un lado el tabú y veamos de frente algo que se puede convertir en un tema vital para reducir, atemperar y, ojalá, llevar a su mínima expresión la violencia del narcotráfico” dijo en conferencia de prensa en la Torre Mayor.

El político lamentó las vidas que se han perdido en la lucha contra las drogas y por el esquema de prohibición. “Hay que hablar de la sangre, de los cárteles, de la violencia de la guerra inútil contra las drogas y mejor transformar todo eso en una industria a la vista del mundo y no en la profundidad del crimen y la falsedad fiscal”.

Pero no solo se trata de mitigar la sangre derramada por la lucha contra los cárteles, sino de detonar una industria multimillonaria que impulse el crecimiento del país como sucede en Estados Unidos.

“Los beneficios de los componentes de la marihuana deben estar en manos de empresarios, de agricultores, de la industria farmacéutica. Perdamos el miedo, ese es el mensaje, ya hay suficientes pruebas a nivel mundial del enorme valor de la marihuana”.

México, en el peor de los mundos

Fernando Belaunzarán, presidente de la Comisión Organizadora del Foro Internacional de la Política de Drogas, platicó de uno de los tantos casos de éxito en Estados Unidos. “Mientras México está en el peor de los mundos, California, —la sexta economía del mundo—ya tiene esta industria, y se habla de que puede llegar a 10 mil millones de dólares en 2020, mientras que acá tenemos a los muertos, y Canadá, uno de los principales socios comerciales de México, a partir del 1 de julio legalizará el uso personal de la marihuana a nivel nacional, y nosotros, que somos los que tenemos más apremio, seguimos en las mismas, no es posible”.

El exdiputado también comentó el caso del condado Pueblo, en Colorado, Estados Unidos, en donde se han otorgado 600 becas de educación superior a los jóvenes provenientes de los impuestos de la industria de la marihuana. “Mientras Estados Unidos y Canadá generan una industria de altas ganancias acá tenemos muertos y sangre”.

Productos de la marihuana, una industria noble

En el panel también estuvo presente Christian Román, director de la empresa Cosmos, la cual fabrica en Estados Unidos productos derivados de la marihuana que luego comercializa en países en donde se permite la venta legal de estos medicamentos. Este hombre, en su calidad de empresario, destacó que están listos para crear empleos y mejorar la salud. “Es un campo noble y es el momento de profesionalizarlo”.

Christian destacó el uso de uno de sus productos en la prevención del glaucoma, pues una sola gota al día reduce la presión intraocular, y adelantó que están trabajando en medicamentos para animales y para recién nacidos que, al no ser amamantados por alguna razón, puedan adquirir los cannabinoides que debería haberles aportado la leche materna.

El doctor en neurociencias, Óscar Próspero García, hizo una acotación importante para este debate: “La marihuana no es igual a sus productos”. Recalcó que como toda sustancia tiene efectos adversos, pero puede transformarse en productos médicos de calidad.

“Tiene que investigarse, porque los médicos no pueden recetar un carrujo, sino el producto activo aislado, eso sí se puede recetar y medir para ver cuánto debe tomar cada persona y observar sus resultados. La marihuana tiene más de 400 compuestos y solo conocemos unos cuantos porque no se han investigado. Yo estoy fascinado con el cannabidiol porque creo que será ideal para el tratamiento de epilepsias intratables con otros fármacos” explicó.

El experto, reconocido internacionalmente, opinó que no se puede permitir que el entusiasmo nos ciegue ante la parte oscura: “No hay ningún fármaco que no tenga efectos colaterales”.

Grace, con una nueva vida gracias a la marihuana

Hace poco menos de un año se abrió en México el debate de la legalización de la marihuana para su uso medicinal. Esta polémica se debió, en buena parte, al caso de Graciela Elizalde, una niña que convulsionaba unas 400 veces al día porque padece una forma grave de epilepsia, la cual no pudo controlarse ni con una veintena de tratamientos ni una operación de cerebro.

Sus padres emprendieron una cruzada para lograr que las autoridades mexicanas autorizaran un tratamiento experimental con un derivado de la marihuana. Y lo lograron, y eso dio paso a que despenalizara la importación a México de productos elaborados con los componentes de la marihuana con fines médicos.

Ahora Graciela tiene, en un mal día, unas 20 convulsiones, y a veces ninguna. Para su padre, Raúl Elizalde Garza, la actual calidad de vida es un ejemplo que habla por sí solo de la necesidad de que las personas con ciertas enfermedades tengan acceso a medicamentos de calidad elaborados en México con los compuestos de la marihuana y, posteriormente, exportarlos a los lugares donde esta industria es legal.

Y va más allá. Este hombre, ahora convertido en activista, destacó la importante fuente de ingresos que México, el segundo productor de autos en el mundo, obtendría si usará el cáñamo para crear los paneles que usa la industria automotriz.

Podemos elaborar alimentos. La semilla de cáñamo tiene una gran cantidad de omegas y es una de las semillas con más proteínas en el mundo. También podemos construir viviendas, hay muchas aplicaciones de esta planta”.

“No hay una causa más apremiante que finalizar la estúpida lucha antidrogas”

Belaunzarán dijo que la humanidad ha cometido estupideces, y una de las más graves es la guerra contra las drogas, una guerra que va contra la condición humana y ha hecho que muera más gente por perseguir las drogas que por consumirlas.

“El 2017 fue el más violento, incluso que el año más violento de Felipe Calderón Hinojosa, pero la producción, el tráfico y el consumo siguen creciendo, así que para qué diablos sirve la prohibición, y quienes más lo pagan son los jóvenes”.

El político recordó que México tiene más 200 mil muertos desde que se escaló la guerra contra las drogas. “Tenemos más desaparecidos que la dictadura argentina, aquí tenemos 30 mil y gran parte de los que están presos son simples consumidores que no tiene por qué estar ahí, pues ningún joven mejora su problema de salud metiéndolo a la cárcel, que es en donde hay más drogas. Si no las pueden combatir en las cárceles, menos pueden en las calles. Prohibir no es prevenir y regular no es promover el consumo, eso está medido en muchas sociedades” precisó.

Los prejuicios matan y México es una fosa común. “Hay gente que está cultivando marihuana para sus hijos por cuestiones de salud, está arriesgando su libertad por la salud de sus hijos, y yo haría lo mismo, acabemos con esa sinrazón”.

CannaMexico World Summit

El 30 y 31 de mayo de 2018 se llevará a cabo en Centro Fox, ubicado en el estado de Guanajuato, CannaMexico World Summit, un evento internacional que reúne a expertos, profesionales y compañías líderes a nivel mundial en los campos de la ciencia, investigación, medicina, gobierno, tecnología, innovación, agroindustria y emprendimiento para ofrecer información, vinculación y oportunidades para la industria de la marihuana.

El evento pretende dar a conocer un pronóstico legal en cuanto a la relación del cannabis con las drogas, conocer las evidencias científicas sobre los efectos de su uso en tratamientos médicos, además de aprender sobre el impacto económico y oportunidades de mercado en el país.

Los ejes temáticos serán experiencias internacionales, legislación, mercados, medicina y salud y aspectos éticos y morales.

Fox fue contundente. “Ya probamos sacar al Ejército a las calles, ya sacamos las tanquetas, las armas, ya probamos todo y crece y crece el número de muertos, crece y crece el consumo, crece y crece la violación a los derechos humanos y los crímenes se van al cesto de la no solución, ya no hay justicia, ya no se aclara nada porque las autoridades dicen que esas muertes son de los cárteles, pues entonces quitémosles el poder a esos cárteles que con sus billones compran a quien sea y para que ya no atropellen a nuestra juventud”.

Fernando Belaunzarán parafraseó a Leopoldo Salazar Viniegra, médico que dedicó su vida a curar a toxicómanos y fue la mente tras la legalización de las drogas en México en 1940, y dijo que a los adictos hay que tratarlos con amor.

“Prohibicionistas y no prohibicionistas coincidimos en un punto: el desgarramiento social es un factor que promueve el abuso de drogas legales e ilegales, pues la adicción está muy relacionada con el dolor personal, así que imaginen lo que hemos provocado en México, donde cada muerto, cada desaparecido es una tragedia familiar y estamos hablando de miles de tragedias. El prohibicionismo no sólo no consigue ninguno de sus objetivos porque cada vez hay más producción, más tráfico y más consumo, consigue lo contrario, así que ya basta de autogoles”.