De las 7 especies de tortugas que habitan los océanos, 6 están en peligro de extinción.

Son uno de los seres vertebrados más antiguos de la vida terrestre.

Pueden vivir más de 100 años, gracias a que sus órganos internos no se deterioran del mismo modo que el resto de las especies.

El sexo es determinado por la temperatura durante la incubación. Si se ha producido por debajo de los 29º grados, todas las tortuguitas serán machos, si es superior a los 32º, serán hembras. Si fluctúa entre ambas temperaturas nacerán con diferente sexo.

Es un mito que todas las tortugas pueden meter la cabeza en su caparazón, las marinas no pueden.

Tienen pulmones, como nosotros, pero ellas pueden almacenar grandes cantidades de oxígeno en sangre y tejidos y permanecer sumergidas hasta 6 horas.

Después de salir del caparazón, las tortuguitas van hacia el agua guiadas por el reflejo del mar. De noche, uno de los problemas con los que se encuentran, son los hoteles y restaurantes situados en zonas de puesta de huevos. La contaminación lumínica y se pierden.

Uno de los peores depredadores de los huevos es el ser humano y las redes de los pescadores.

De las 7 especies de tortugas que habitan los océanos, 6 están en peligro de extinción.